Visitas : 3

Bancarización alcanza a casi el 50% de latinoamericanos en una década gracias a lo digital

Los entornos digitales han facilitado a los latinoamericanos su entrada a la bancarización independientemente de si trabajan en la formalidad o no. Esto, además de expandir la inclusión financiera, ha motivado a los bancos a desarrollar ecosistemas virtuales accesibles, interactivos y seguros.

“Hace 10 años, solo el 4% de las personas (en Latinoamérica) usaban la banca telefónica. Hoy día, estamos en casi un 50%, (porque) no importa si eres formal o informal para tener acceso al sistema”, sostuvo el secretario general de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), Giorgio Trettenero.

Durante una visita a República Dominicana, el representante de la banca explicó que, aunque seguirá habiendo clientes que prefieran ir a una oficina para ser asistidos presencialmente sobre sus productos financieros, la tendencia de los consumidores hacia las nuevas tecnologías indica que el futuro del sector “es digital”.

Una muestra de ello es el auge de las empresas que sacan provecho de la tecnología al alcance para ofrecer productos financieros innovadores a sus usuarios: las fintech. Su modelo de negocios plantea una competencia para el sistema bancario tradicional, algo que Trettenero ve como una oportunidad de crecimiento para los banqueros, quienes han tenido que crear sus propios emprendimientos digitales, o bien, crear sinergias con las fintech posicionadas en el mercado.

Estas colaboraciones, sin embargo, tienen un punto débil en la región: la falta de normativas que otorguen seguridad a los procesos en línea. “Por ejemplo, los bancos somos muy estrictos en el control y la seguridad. Si las fintech tienen la información que el banco les da, ¿qué pasa si les hacen fraude a ellas y, después entran al banco? Quedan las ventanas abiertas”, manifestó, puntualizando la necesidad de una normativa que sea igual para todos los actores del sistema financiero.

Digitalización ofrece soluciones

Ante la crisis económica y geopolítica en Europa, el aumento global de la inflación y, con ellas, el alza de las tasas de interés, las plataformas digitales suponen una puerta para que los bancos ofrezcan soluciones accesibles a sus usuarios.

“(Actualmente), se generan una serie de temas que nos preocupan. ¿cómo nos vamos ocupando? Con el tema digital, que es parte de la solución. Nuestro objetivo es ser eficientes, inclusivos, sostenibles y llegar a más clientes”.

De igual manera, la transformación digital es ya un paso obligatorio para todo el continente, que actualmente invierte menos del 0.1% en productos brutos para tecnologías de innovación. “Hay países más desarrollados que están en el orden de 3%. Es decir, 30 veces la diferencia”, subrayó Trettenero, quien entiende que las empresas financieras deben invertir en nuevos esquemas, desarrollo y conocimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.