El nuevo presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo este viernes que su Gobierno “promoverá siempre el respeto de los derechos humanos en todo lugar y sin importar el color del Gobierno que los vulnere”.

En su primer discurso como mandatario en un balcón del palacio presidencial La Moneda, el ex líder estudiantil hizo así una clara referencia a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los que ha criticado en diversas ocasiones desde que inicio la carrera presidencial.

Boric pidió también a sus pares latinoamericanos promover la integración regional y prometió que desde Chile se harán “esfuerzos para que la voz del sur se vuelva a escuchar firme en un mundo cambiante”.

“Practicaremos la autonomía política en el ámbito internacional sin subordinarnos a ninguna potencia”, aseguró ante miles de simpatizantes, que en algún momento durante el discurso le interrumpieron al grito de “¡Boric, amigo, el pueblo está contigo!”.

A sus 36 años, el ex diputado y antiguo líder estudiantil se convirtió este viernes en el presidente más joven y más votado de la historia del país y en el primer mandatario ajeno a las grandes coaliciones de centro que gobernaron los últimos 30 años.

“Quiero que sepan que no llegamos aquí solo para llenar cargos, para generar distancias inalcanzables, sino para entregarnos en cuerpo y alma al compromiso de hacer mejor nuestra patria”, dijo, y aseguró que no hubiera llegado a este cargo sin las protestas sociales que remecieron el modelo social y económico del país y pusieron en jaque al gobierno del ahora ex mandatario, Sebastián Piñera. “El pueblo de Chile es protagónico en este proceso. No estaríamos aquí sin las movilizaciones de ustedes”, señaló.

El presidente Boric también consideró que hay que “reparar las heridas del estallido social”, la mayor ola de protestas que comenzó en el año 2019 y que dejó una treintena de fallecidos y miles de heridos. “Necesitamos reparar las heridas que quedaron del estallido social, y por eso hemos retirado las querellas por Ley de Seguridad Interior del Estado”, afirmó. En la víspera, su Ejecutivo anunció que eliminaría casi 140 querellas contra manifestantes que fueron detenidos durante esas manifestaciones.

Además, se refirió al posible indulto a los manifestantes detenidos, uno de los temas más espinosos de la campaña electoral y de los últimos meses del mandato de Piñera. ”Hemos hablado con sus familiares, saben que estamos en ello”, señaló.

Boric lidera una coalición entre el Frente Amplio y el Partido Comunista, una alianza con un programa que promete “cambios estructurales” en el sistema chileno, profundamente neoliberal, y un modelo de bienestar parecido al europeo. Para los expertos, su gobierno supone el inicio de una nueva era política, puesto que el joven mandatario es el más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973).

Al final de su discurso, Boric dijo que en su país estaban “abriendo las grandes alamedas, por donde pase el hombre y la mujer libre”, en un parafraseo al último discurso del socialista Salvador Allende antes de morir durante el golpe militar de 1973.

“Estamos de nuevo abriendo las grandes alamedas, por donde pase el hombre libre, el hombre y la mujer libre para construir una sociedad mejor. Seguimos. ¡Viva Chile!”, dijo subiendo el tono, hinchando el pecho desde el palacio presidencial de La Moneda, donde una multitud estalló en júbilo.

La entrada Gabriel Boric, en su primer discurso como presidente: “Chile promoverá siempre el respeto de los derechos humanos sin importar el color del Gobierno que los vulnere” se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.